“Los hombres de verdad no lloran”, “Simbiosis Carnal”, “In The Woods”, “29 de febrero” y “Calamity”, triunfadores del 18º Festival Internacional de Cine de Lanzarote 

Lanzarote, 29 de abril de 2018

El dieciocho cumpleaños del Festival Internacional de Cine de Lanzarote comienza con una pieza inédita de danza contemporánea, Old Breathe, producida por la Sala Cúrcuma. Ocho bailarines en escena expresando el proceso creativo: de la inspiración, al desarrollo de la obra hasta la estresante carrera contra el reloj que se vive para poner el necesario “the end”.

Con un vestuario donde mandan los ocres y los verdes apagados, los colores del paisaje lanzaroteño, la pieza dirigida por la coreógrafa y bailarina lanzaroteña Acerina Hernández Toledo, termina con un taconeo que se apaga con la luz y enciende el primer aplauso de la noche. El actor Lamberto Guerra sale al escenario para felicitar la mayoría de edad de este festival que comenzó como muestra, como ventana para ver el mejor cine corto del país.

“Este festival es un faro en el Atlántico para el género corto, todavía mal llamado menor porque es más libre y toma más riesgos a la hora de retratar la realidad que nos rodea”, dice Lamberto. Lo primero que recuerda es que el FICL es una coproducción del área de Cultura del Cabildo de Lanzarote y Fisme Producciones en la que colabora la Lanzarote Film Commission, el Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento de Arrecife, los Centros de Arte, Cultura y Turismo, el Arrecife Gran Hotel, Cicar, el restaurante Bogavante y bodegas Vega de Yuco. El segundo mensaje importante lo dice alto y claro, sin rodeos ni contextos; todo el público sabe a qué se refiere: “No es no”. El Teatro El Salinero rompe a aplaudir.

Ismael Curbelo, director del Festival Internacional de Cine de Lanzarote, inaugura el set de entrevistas recapitulando cifras: 97 cortos a competición, 11 cortos en la sección infantil y juvenil, 4 para los mayores, 24 en el certamen corto express… “Yo creo que de eso se trata: de disfrutar del cine a lo ancho y si es posible a lo largo”.

¿Qué bondades ofrece Lanzarote al creador? Lamberto formula una pregunta que no podía dejar de hacerse. El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés es claro: “El escenario, el clima, la luz y los incentivos fiscales… Este año se han rodado en la isla cerca de un centenar de producciones audiovisuales”. ¿Sobrevivirán los cortos canarios en 2019? Los espectadores aplauden la pregunta. “A mí no se me ocurriría jamás dar ninguna directriz acerca del contenido al Festival, pero me alegré mucho de la recuperación de los cortos canarios”, explica Pedro San Ginés. “Era un reivindicación de los realizadores”, añade Ismael Curbelo.

In the Woods: la realidad supera a la ficción 

El primer galardón de la noche es el Premio del Público al mejor corto documental que recae en Las Patronas, de Rober Astorgano. “Esta es una isla maravillosa”, dice para empezar María Silveyro, de la icónica librería Ocho y Medio. “El documental siempre está muy pegado a la tierra y a la realidad. Alguien que haya visto la sección se hace una idea de la agenda de nuestros días”, dice el crítico Casimiro Torreiro.

Irene Silvera, programadora y colaboradora del festival durante muchos años destaca la “impecable factura técnica” y la “emotividad” de los documentales seleccionados. El premio, por quorum, al Mejor Cortometraje Documental es para Ins Holz  (In the woods), de Corina Schwingruber y Thomas Horat (Suiza), el retrato de una tradición ancestral suiza que vincula al hombre y la naturaleza.

Simbiosis carnal, crítica y disfrute visual 

“La animación dejó de ser una cosa de niños hace muchos años”, dice Lamberto.

“La calidad técnica, la manera en la que transmiten el mensaje, los efectos…”, enumera el artista Atchen Pounapal. Todo ha sido muy sorprendente. “De animaciones clásicas a otras más arriesgadas, que cuentan temas muy actuales que te llevan a sitios a los que si no sería imposible llegar… El nivel es altísimo”, explica la actriz Marta Nieto.

“Queríamos destacar que todos los cortos tienen muy buena calidad”, continúan Atchen y Pepe Vera. “Algunos con técnicas no tan depuradas pero con un mensaje increíble”. Su votación ha estado tan reñida que deciden conceder una mención especial al corto Tweet Tweet, de Zhanna Bekmambetova. El Mejor Cortometraje de Animación es para Simbiosis Carnal, de Rocío ÁlvarezEchedey Eugenio, consejero delegado de los Centros de Arte Cultura y Turismo de Lanzarote, entregó el premio a la directora española residente en Bélgica. “Estoy muy contenta de que esta pieza, que he planteado como una obra visual por mi formación como pintora, reciba el premio. Para mi era importante que fuera un espectáculo visual, pero que tuviera un contenido y una crítica. Gracias al Festival por la acogida y por hacer posible que estas piezas diferentes se vean y se aprecien”, dice la realizadora.

Mucho y buen cine canario: 29 de febrero  

 

La realidad para empezar: “En Canarias se hace mucho y muy buen cine”, recuerda Lamberto, que forma parte de la industria cinematográfica canaria. El premio del público del FICL se lo lleva Mar, un corto de David Hernández y Pedro Pérez, de la productora lanzaroteña Liken Films.

“Si no le he preguntado treinta veces a nuestro guía ¿aquí se puede rodar? No se lo he preguntado ninguna…”, dice Manuela Ocón. “Lanzarote es un sitio increíble. Tiene todas las posibilidades”, dice la directora de producción de La isla mínima La Peste. ¿Se diferencia el canario de otro tipo de cine? “Me ha sorprendido mucho: mucha creatividad, cosas muy bien hechas”, dice Araia Asensio. “De nuevo se demuestra que se pueden contar muchas cosas desde un sitio particular, historias locales”, añade Manuela, que consiguió hacer cine de reconocimiento internacional desde su ciudad, Sevilla.

El jurado decide otorgar dos menciones, una para El viaje del libro, de Dani Millán, y otra para Morir en el intento, obra de los jóvenes estudiantes de la escuela grancanaria Cámara y Acción. “Tenía un componente mágico que, dejando de lado la técnica, nos ha gustado mucho. Queremos premiar las ganas de usar el lenguaje cinematográfico para sacar adelante esa historia”, explica el actor Daniel Holguín.

El Mejor Corto Canario es para 29 de febrero, de Ángel Valiente. La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Arrecife, Jimena Álvarez entrega el premio al cineasta residente en La Palma. “Empecé a hacer cine profesional en esta isla, aquí viví quince años. Este es un documental sobre un platanero de Los Sauces. Con que el corto se pudiera ver en Lanzarote ya era feliz. Conseguir el premio es lo más. Quiero dedicárselo a Davinia y a mis niños. Y agradecérselo especialmente a Gustavo, el protagonista del corto; van a ver ahora la situación que atravesó durante muchos años”. El día a día superviviente de un lúcido trabajador de las plataneras y cuidador de personas dependientes consiguió cosechar aplausos durante la proyección por su crítica a los dirigentes de las cooperativas agrarias y por su serena reivindicación.

Los hombres de verdad no lloran: conexión al otro lado del muro

“Estuve en la segunda edición del Festival y estaba emocionado con la idea de volver a Lanzarote; me ha sorprendido el nivel tan alto de la sección”, cuenta Alberto Rodríguez, director de La isla mínima.

Lamberto reivindica un premio a la mejor interpretación. “Hay interpretaciones que hacen ganador a un cortometraje o que valen una mención —añade la actriz Cristina Castaño— Es un placer estar aquí, conocer la isla de la mano del festival, muchas gracias por invitarnos. Tenéis una isla maravillosa”. La actriz lanzaroteña Marta Viera destaca que en todos los cortos de la sección “hay una gran necesidad de expresar lo que está pasando”.

“Queremos dar una mención especial al cortometraje Yerbabuena, de Estefanía Cortés”, anuncian. El Mejor Corto de Ficción Nacional es para Los hombres de verdad no lloran, de Lucas Castán. “Tenía mucha curiosidad por saber cómo se recibía aquí esta historia. Porque yo vengo del Pirineo, casi del otro lado del muro, como dirían en Juego de Tronos, aquí sois mucho más abiertos y hospitalarios, allí somos más reservados, como el protagonista del corto, que es un poco vinagre. La curiosidad se transformó en honor cuando me enteré del jurado que tenía el Festival. Les admiro, por eso para mí el premio es todavía mucho más gratificante”, dice Lucas Castán.

“Enamorados de la visión del director”: Calamity

 

El premio del público de la sección Cortos Internacionales de Ficción es para Are you volleyball?, del iraní Mohammad Bakhsi. “Ha sido una experiencia fantástica —valora el actor lanzaroteño Miguel Mota— Durante la danza contemporánea, María decía ‘pero cuánto arte hay en esta isla’…”. La apelada María Ripoll, realizadora, subraya: “Nos ha encantado. En esta isla todo es mágico”. “Y tenemos que felicitar al comité de selección. Sois muy buenos seleccionando cortos”.

“Me fascina el formato del cortometraje, he estado en otros festivales y me sorprendió muchísimo el nivel. El ganador lo es porque nos ha enamorado la visión personal de este director”, explica la actriz Verónica Echegui.

Lamberto recupera uno de los temas de conversación del encuentro en la Escuela de Arte Pancho Lasso. “Siempre hemos sido contadores de historias — señala María Ripoll— Necesitamos mujeres dirigiendo. Estoy dando clases en el ECAM [Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid] y todos mis alumnos, diez, son hombres. Cómo puede ser que no avancemos. Yo soy de CIMA [Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales]  y estamos intentando que en todos los comités de festivales, en el ICCA, haya mujeres, porque tenemos gustos diferentes”.

Verónica Echegui comparte otra experiencia: “En verano fui jurado en el festival de Locarno y me hizo muy feliz ver que en la sección Cineastas del futuro sí existía el mismo número de mujeres que de hombres. Y cada vez me encuentro más mujeres jóvenes dirigiendo. Nos lo estamos empezando a creer”, dice Verónica Echegui. “El ejemplo es el Mejor Corto de Animación del festival, me encanta”, dice María Ripoll.

Calamity, de Maxime Feyers y Séverine de Streyker se alza con el premio al Mejor Cortometraje de Ficción Internacional. El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, entregó el premio a la codirectora Séverine de Streyker. “Estoy muy contenta de estar aquí, estoy realmente impresionada por la dimensión del Festival que tenéis, es maravilloso ver la sala llena. Muchas gracias. Deseo una vida muy larga al festival, me encantaría volver”, agradece la cineasta. La noche concluye con la proyección de un vídeo con los mejores momentos del festival y un aplauso para el equipo y el público que lo hace posible.

Eventos Relacionados

® CABILDO DE LANZAROTE